Mundial de 48 equipos: Aburrido

Algunos, hace ya varias ediciones, venimos sintiendo que la primera ronda de la Copa del Mundo es aburrida. La emoción se mantiene, por supuesto, cuando juega la selección nacional....

Algunos, hace ya varias ediciones, venimos sintiendo que la primera ronda de la Copa del Mundo es aburrida. La emoción se mantiene, por supuesto, cuando juega la selección nacional. E incluso cuando alguna sorpresa, como Costa Rica en 2014, derrota a los favoritos. Pero de fútbol poco.

Instagram

 

Hace un tiempo encontré que los equipos debutantes tienen estadísticas cualitativamente inferiores a los equipos más experimentados. Las razones para incrementar en un 50% el número de equipos participante en el Mundial del 2026 son tan obvias que merecen poca discusión: dinero y votos, nada de fútbol. Con 48 equipos la FIFA cuasi-garantiza la participación de China, el nuevo rico del fútbol mundial. Los patrocinios aumentarán el flujo de dinero que ya han demostrado con creces, los directivos no saben manejar de manera transparente. Más aún en un contexto donde no se ha cambiado estructuralmente el funcionamiento interno de FIFA. Por otro lado, como hizo Havelange cuando aumentó a 24 el número de equipos, o Blatter después a 32, Infantino se garantiza un buen puñado de votos para seguir amarrado a la poltrona de la FIFA.

El sistema de torneo no ha sido explicado en detalle pero la información disponible sugiere que habrá una primera ronda de 16 grupos de 3. Pasarán 2 equipos por grupo. Posteriormente se  jugará eliminación directa. Habrá equipos que jueguen dos partidos lo cual es regresar a 1954, casi a 1938. En Francia 1938 el torneo se jugó por eliminación directa. Por ello hubo equipos que sólo jugaron un partido. El siguiente mundial, Brasil 1950, formando grupos de 4 donde jugaron todos contra todos. Algún despistado, en 1954 se inventó las “dos cabezas de serie” en cada uno de los cuatro grupos donde éstos jugarían contra los otros dos equipos. Es decir, como en el Mundial de Infantino, hubo equipos que sólo jugaron dos partidos. De Suecia 1958 en adelante siempre la primera ronda fue de todos contra todos.

En 1982 se requirieron ajustes adicionales. El mayor amaño de la historia de los mundiales lo hicieron, no dos equipos tercermundistas, sino Alemania y Austria. En la tercera jornada de cada grupo los partidos no se jugaban simultáneamente. Los vecinos aprovecharon la situación y tras adelantarse Alemania 1-0, resultado que clasificaba a ambos, dejaron de jugar al fútbol eliminando así a la sorprendente Argelia.

Con tres equipos por grupo, el riesgo de amaños es evidente. Algunas notas apuntan a la eliminación de los empates, pero ello no elimina múltiples combinaciones que perjudicará la necesaria incertidumbre. Siendo esta estructura de torneo indeseable, el mayor fallo es incorporar equipos secundarios.

De acuerdo al reparto regional esperado, a Brasil 2014 habrían llegado adicionalmente Venezuela, Panamá, Islandia, Rumania, Ucrania, Suecia, Túnez, Etiopía, Egipto, Senegal, Jordania, Uzbekistán, Catar, Omán, Nueva Zelanda y el ganador del emocionante Guatemala – Irak. China, por cierto, no habría entrado, y ni Islandia ni Suecia (o mejor Ibrahimovic) parecen justificación suficiente para aburrir aún más la primera ronda de los mundiales.

Categorías
Gol y fútbolMundial de Futbol
  • Moisés Berducido

    Ya hace rato no había podido comentar, pero vamos:

    Infantino no tardó en hacer lo que sus antecesores, pero en grande. Porque Havelange y Blatter aumentaron 8 selecciones, un 50% con Havelange y un 33% Blatter. Eso sí, cuando pasó el Mundial de 16 a 24 equipos, era una necesidad, el mundo no era un América y Europa con 5-6 países de Asia y 3 Africanos, sino un mundo más global y grande con la descolonización de mediados del siglo XX. E incluso el aumento de 24 a 32 selecciones no parecía algo malo, ya había más naciones, se simplificaba el formato de eliminatorias (se terminaron los mejores terceros tipo la insufrible Italia en 1994 o la infame Argentina de 1990).

    En definitiva, ¿que de bueno pudieron haber aportado Venezuela, Panamá, Islandia, Rumanía, Ucrania, Suecia, Túnez, Etiopía, Egipto, Senegal, Jordania, Uzbekistán, Catar, Omán, Nueva Zelanda, Guatemala o Irak? Ironía de ironías, la única selección con cara y ojos era Islandia (al menos tenían preparación profesional y no parecían una banda de amateurs como las otras selecciones). La Copa del Mundo deberían ir las mejores selecciones y si equipos “chicos” destacan es porque lo habían hecho bien en la eliminatoria y han hecho bien su tarea en la competición. Era bonito cuando un equipo menor hacía grandes proezas: Uruguay (que siendo una potencia en ese entonces, se sentía menor) ante Brasil en 1950, Alemania Federal de 1954 (el “undegroud” más importante de la historia, porque eran semiprofesionales contra el mejor equipo de la época), Corea del Norte en 1966, la “generación dorada polaca” de los 70’s e inicio de los 80’s, la Francia de Platini en los 80’s de la mano de Henry Michel Hidalgo y su “Carré Magicque” de los 4 mediapuntas, dos laterales extremos y 2 delanteros (con eso, una Francia que nunca había figurado en la historia se hizo potencia); de Camerún, Colombia, Costa Rica, Irlanda y Rumania en la Copa del Mundo de 1990 (los equipos “simpáticos” del abominable mundial italiano); Nigeria, Bulgaria, Rumanía (de nueva cuenta) o Suecia en 1994. De ahí nos vemos con Senegal y Costa Rica es el siguiente, hubo dos mundiales consecutivos sin equipos “simpáticos” (Uruguay, entró por la ventana al mundial 2010, jugaban tosco y feo con Forlán, Cavani, Suárez y el “Cebolla” Rodriguez e históricamente habían sido una selección fuerte, así que es difícil contabilizarla como tal)

    Poco a poco se pierden esas selecciones “simpáticas”, pero me parece un error meter equipos pequeños sin capacidad de competir a un Mundial todo para hacer más dinero. Además, para hacer más partidos, se me ocurre una mejor idea, un formato que mata la especulación inicial y discerniría a los mejores equipos para una final:

    Volver a un Mundial de 24 selecciones: Se distribuirían unos 8 boletos para la UEFA, 6 para todo el continente americano, 3 para África y 3 para Asia. Se reserva uno para el anfitrión. Los tres puestos restantes serían repartidos en tres eliminatorias de repechaje, 2 para la UEFA, y 1 para cada Federación (América, Asia, África y Oceanía).

    La primera fase de grupos serían 4 grupos de seis selecciones cada uno. Disputan una ronda completa todos contra todos y los mejores dos de cada grupo clasifican a la siguiente ronda eliminatoria.

    La segunda fase de grupos serían dos grupos de cuatro selecciones y vuelven a disputar partidos todos contra todos. Los dos ganadores de cada grupo pasan a la final y los dos mejores terceros a disputar el partido por el 3er y 4to puesto.

    Mi idea no es perfecta, pero habría: 1) Más partidos sin necesidad de meter tanto “Punch bang”. A las televisoras eso les da dinero y por supuesto que varios partidos entre una voluntariosa Camerún y una ordenada Japón, triunfaría entre el espectador “neutral” que un sopífero Jamaica vs. Grecia. Ya ni hablar de cruces de “alto calibre” tipo Alemania vs. Italia, España vs. Uruguay, Argentina vs. Brasil. 2) Viajas a competir, no a “pasear”. En una ocasión, me contaban anécdotas de selecciones que ya tenían listo el billete de regreso para su país luego de 2 semanas. Eso es patético. Ahí hay al menos 5 partidos, si en el primero fallas, aun tienes red de seguridad. Actualmente, los grupos de 4 provocan que al primer error estés fuera (sino, como le fue a Bielsa con Argentina, seguro que con un formato parecido al que propongo, a lo mejor corrige su plana). Cualquier selección tendría por que luchar y no estaría supeditada a lo que hace en un partido. Aparte, que las mejores selecciones, las que pasan a la segunda fase de grupos, tendrían que enfrentar a equipos fuertes para hacerse con esas plazas, ya que puede haber grupos infames por lo fáciles y otros unos auténticos “cuadros de la muerte”. Cada grupo tendría al menos 3 selecciones duras. 3) La afición disfrutaría más en el estadio. Admite que si alguien viaja dos semanas a un país donde se desarrolla un Mundial, y tu selección quedó eliminada en fase de grupos ante un equipo relativamente débil, ¿qué haces si ya compraste los boletos para la siguiente fases? En cambio aquí, puedes irte un buen rato a divertirte, total, tu selección juega mínimo 5 partidos. 4) No habría rondas de penalties. En serio, me hace gracia el Infantino y los “genios” de la FIFA tratando de volver a tirar la moneda al aire para definir eliminatorias (porque otra cosa no se que pensarán) y luego salen con lo de definir empates con penalties (revisa la historia de la Liga Yugoslava a finales de los años 80’s y leerás la historia de los “Penales de Šajber’s”, en honor a Slavko Šajber, un político y dirigente de fútbol croata que ideó un sistema donde los empates eran dirimidos desde el punto penal, esta idea ridícula fue desechada apenas dos temporadas después de implementarse).

    Quiero ver diferentes equipos, no es malo, pero metérmelos sin gracia, ampliando cupos para ver como los equipos “grandes” no hacen el ridículo en primera ronda, eso si es muy absurdo.

    • El punto central me parece muy bueno. Antes habían sorpresas. No hay necesidad de meter a 100 equipos para esperar una sorpresa. El nivel promedio va a bajar!

Centro de estadísticas

Para comentar en nuestro sitio, no necesita registrarse

Relacionado