Equipos sin afición; liga sin afición

En el mundo sobran los ejemplos de equipos ganadores, con tradición y fuerte apoyo de aficionados. Estos son los grandes del mundo, sea un Manchester United, un Boca Juniors...

En el mundo sobran los ejemplos de equipos ganadores, con tradición y fuerte apoyo de aficionados. Estos son los grandes del mundo, sea un Manchester United, un Boca Juniors o incluso un Benfica. Pero también hay equipos que no ganan, pero tienen tradición y afición.



Instagram


En la liga de España, por ejemplo, hay varios casos. El Rayo Vallecano es de Madrid, la tierra omnipresente del Real Madrid y, por supuesto, también del Atlético de Madrid. Va penúltimo, compite con dos gigantes y aún así en los primeros siete partidos de la temporada 2012-2013 ha llevado 10.228 espectadores a su coqueto estadio en Vallecas, populoso barrio madrileño. El Levante es otro ejemplo. Un equipo cuya mayor gloria fue quizás el paso de un Cruyff cuasi-retirado en la campaña 1980/81. Aquello, por cierto, fue un fracaso deportivo. Sólo 7 temporadas ha estado el Levante en primer división. Sin embargo, en los primeros 7 partidos de esta temporada el Levante ha llevado un promedio de 15.845 espectadores por partido.

En la liga inglesa el equipo con menor promedio de asistencia es el Queens Park Rangers, 17.718 por partido. En Italia el equipo de menor asistencia promedio es el Cagliari con 8.930 espectadores por partido. Pero este es un histórico donde jugó el gran Gigi Riva, el máximo goleador en la historia de la selección italiana. Hace muchos años no tiene protagonismo, pero otros como el Catania, cuya historia ha pasado mayoritariamente en la serie B lleva en promedio 13.398 espectadores. En Francia, el equipo de menor asistencia es el AC Ajaccio, equipo de la isla de Córcega donde 7.239 personas han asistido esta temporada a su estadio.

En Argentina, está temporada, el equipo con menor asistencia fue el Arsenal con 8.833. En Bolivia, el equipo con menor asistencia promedio La Paz FC, con 1.926 espectadores. En Colombia en la fase regular, Equidad llevó 978 espectadores, Huila 1.578, Itagüi 2006.

¿Por qué en Colombia la asistencia es tan paupérrima? Una hipótesis es que la primera división se está llenando de equipo sin tradición. A diferencia de los casos mencionados arriba, Equidad o Itagüi no son equipos que generen un sentido de pertenencia. La excepción sería a los ejemplos expuestos anteriormente sería La Paz FC que, revisando su historia en la Wikipedia, se fundó en 1989. Sin embargo, en años anteriores su promedio de asistencia siempre superó al del Huila que lleva ya varios años en la A y además debería crear identidad pues es el único equipo competitivo del departamento del Huila.

Definamos equipos sin tradición en Colombia a aquellos equipos que cumplan al menos dos de las siguientes características: (i) fundados relativamente hace pocos años, (i) sin mayor experiencia en primera división y (iii) que deben compartir su afición con equipos grandes. Bajo este criterio, sin tradición en la primera división colombiana serían Equidad, Itagüi, Envigado, Chicó y Patriotas. En el Finalización 2012, el promedio de asistencia de estos equipos fue 2.821 espectadores por partido.

En Colombia, de cara al 2013, acaba de ascender el Alianza Petrolera de Barrancabermeja. Un equipo que mientras jugó en Barrancabermeja no tuvo nunca opción real de ascender. Sin embargo, recientemente recibió el apoyo de la Organización Ardila Lule, la misma propietaria del Atlético Nacional y patrocinadora principal del torneo. Una vez en primera se le está buscando acomodo para jugar en Bucaramanga, no en Barrancabermeja ni en Guarné, Antioquia donde jugó el segundo semestre de 2012. Las perspectivas de poder llevar una asistencia razonable al estadio son pocas. El Atlético Bucaramanga, hoy en la B, es un equipo de gran tradición en el fútbol colombiano, y sin duda propietario del corazón de buena parte de los hinchas de la ciudad. Alianza jugará allí, y poca ilusión creará.

En Colombia la asistencia es baja porque no hay sentido de pertenencia de los equipos. Y no hay sentido de pertenencia porque las categorías inferiores, la B, la C, la D, no existían hasta hace pocos años. El sistema de ascenso en Colombia no se implementó hasta 1991, cuando subió el Envigado. La categoría C es bastante difusa y, desde luego, no existen torneos regionales.

En España, la primera y segunda división son nacionales. La segunda B, es de regiones amplias. La tercera división ya es regional, así como la siguiente que se denomina regional preferente. Según el número de equipos, hay después, primera, segunda y tercera regional. A medida que se desciende de categoría la región es más pequeña para facilitar los desplazamientos que suelen realizarse, por supuesto, en el mismo día de partido.

En esencia, todo pueblo tiene un equipo de fútbol y hay clásicos en las más variadas regiones. Hace muchos años, por ejemplo, tuve la oportunidad de ser participe de un gran clásico en la Sierra de Huelva entre el Cortegana y el Aracena. Tres buses viajaron de Cortegana a Aracena para apoyar el equipo del pueblo. Si un día, alguno de estos equipos sube a 2B o segunda, tendrá una base importante pues habrá identidad.

En Colombia esto no existe. No hay un torneo organizado por categorías. No ayuda la paupérrima infraestructura de carreteras que existe en el país, pero tampoco ayuda la organización en el fútbol aficionado colombiano. Así sucede que se arma un equipo en Barrancabermeja, termina jugando el ascenso en otra ciudad y cuando asciende se va a una tercera ciudad.

Estos equipos, Equidad, Itagüi, Chicó y Alianza Petrolera por supuesto no son más que negocios de empresarios interesados en hacerse ricos vendiendo futbolistas a cualquier mercado que les ofrezca un puñado de dólares. El poder de estos empresarios es tal que son capaces de situar el equipo en la primera división, pero sin ningún interés en promover el espectáculo deportivo, sin ningún proyecto deportivo de largo plazo. El sacrificado es el fútbol colombiano. Se ven vacíos los estadios, no hay sentido de identidad, no hay competencia deportiva.

El ascenso del Alianza es perpetuar la problemática. Su ascenso no va a aportar nada al fútbol profesional colombiano. Su presencia en Bucaramanga no aportará nada al hincha de fútbol local. No es un problema del Alianza, ni de sus futbolistas que se ganaron el ascenso en el campo con todos los méritos. Es un problema de la estructura del deporte rey en Colombia que requiere pensar en fomentar el interés deportivo del torneo, no en fomentar el bolsillo del empresario de turno.

La mitad de equipos en Colombia llevan menos de 5.000 espectadores por partido. Pasaremos de equipos sin afición a liga sin afición.

Categorías
Equipos colombianosEquipos españolesEquipos ItalianosEquipos SudamericanosGol y fútbolSin categoríaTorneo Colombiano
  • Jorge, el curioso

    Al artículo le falta precisión y adolece de problemas de reportería. Alianza Petrolera sí tuvo una opción clara de ascender, fue en 2002, cuando perdió la final ante Centauros de Villavicencio. Entonces jugaba en Barrancabermeja, su casa natural y que seguirá siéndolo.
    No cuenta el artículo que no está en esa ciudad porque el estadio lo están reconstruyendo y que lo del convenio con Nacional no es de ahora: se tuvo inicialmente hace unos cuatro años.
    Siendo una ciudad intermedia (unos 350 mil habitantes), se estima que cuando el equipo vuelva a su casa, a mediados del 2014 -ojalá aún en la A- al estadio vaya un promedio de 10 mil aficionados.

    • Jorge, el ciego

      mmm … amanecerá y veremos dijo el ciego…!!!

      • JuanesM

        Amigo, recién encuentro esta columna de opinión, y desearía saber… ¿Sigue teniendo la misma opinión?
        Jaguares y Alianza Petrolera llevan mucha gente de por sí para ser ciudades tan poco ”centrales”, el Chicó lleva en la B, la Equidad ya tiene su propia barra, a Rionegro ya lo siguen muchas personas…

        El único caso sería Tigres, equipo paupérrimo en fútbol y en asistencia; y por ahí Cortuluá, pero ya se vio mucho avance.

        • Cierto que están llevando algo más. Rionegro este semestre ha llevado 5.000 por partido. Jaguares 5.300, Jaguares 6.000. Pero Equidad todavía esta en los 1500. Pero, sobretodo, no interesan nada fuera del ámbito local. Quizás tenga razón que con más tiempo … al final es lo que hay.

    • Gracias por las precisiones. Siempre son bienvenidas. Creo que no desvirtúan en absoluto el punto central del artículo. Una liga donde la mitad de los equipos no tiene hinchas que se identifica con ellos debería al menos poner a pensar a los dirigentes.

      Sobre lo de los problemas de reportería no me sorprende. No soy reportero. Buenos apuntes suyos, eso sí.

      • WLopez

        La ayuda de nacional/ardila llule es innegable, ahora falta que les quiten los jugadores aprestamo (10 de la titular) Y sin lugar a dudas alianza será el comodín de la 1a. A

        • Eso sería aún más triste!

  • scravlo17

    Efectivamente, la razón de ser de los equipos “sin tradición” es justamente lucrar a sus dirigentes con la salida ocasional de algún jugador portentoso. Pueden llegar a ser animadores de algún torneo, incluso tener sus fortalezas como el actual D. Pasto, experto en cobrar con goles los errores del rival (que lo digan Millos y Junior), y que está ad portas y de manera inédita de jugar (y seguramente perder) las tres finales anuales del FPC. Aunque sean animadores, estos equipos carecen del bagaje y la experiencia y mística para enfrentar como se debe una final. Si acaso llegan a alcanzar el cupo a una copa internacional sus presentaciones rayan casi en el ridículo. Así, y de manera inevitable, por tantas cuestiones adicionales de fondo (falta de proyectos deportivos, venta temprana de jugadores, idiosincracia de los mismos), estamos condenados a la pérdida de nivel de nuestra Primera División, la cual ya cuenta con una proporción cercana al 50% de equipos venidos de la B. Más dramático aún resulta el panorama si se tiene en cuenta que algunos de estos equipos “sin tradición” resultan ser equipos satélites de ciertos grandes, a los cuales suelen garantizarle réditos en los momentos indicados (finales, partidos por clasificación, etc). Justamente, el mencionado A. Petrolera da para tales suspicacias por su relación cercana, con oh sorpresa! el equipo del patrocinador del FPC.

    • Concuerdo con usted. Deberían comenzar a pensar que lo que estamos montando es un torneo de figurines para vender. Pero a diferencia de otros países esos figurines los arman empresarios, no clubes deportivos. Luego no tienen interés en ganar nada, ni en nada más que una promoción ocasional para cobrar. Ver la mitad de estadios vacíos cada jornada no pareciera que sea sostenible en el tiempo.

  • awaldraff

    el rangers esta metiendo casi 50 mil por partido en la cuarta división escocesa… eso es como la asistencia total de cada fecha en Colombia..

    pero no concuerdo con Ud. en algo.. para mi gusto la razón para las bajas asistencias es que no hay continuidad en los equipos, se desbaratan apenas se acaba cada torneo.. los fanáticos no son tontos, el fútbol es un espectáculo y como tal debe darle algo a su audiencia a cambio de la boleta.. ahora mismo no dan ni ídolos… el argumento de las divisiones de ascenso no asegura audiencia ni espectáculo

    • Estamos de acuerdo. A más inversión mejor espectáculo seguramente más asistencia. De eso hablé hace unas semanas. Pero creo que Colombia tienen un problema puntual. Los equipos que van llegando a la A son “aparecidos”.
      Rayo tiene historia, QPR en Inglaterra, o Arsenal en Argentina. Y bases chiquitas, sin estrellas, ahí llevan gente. Aquí los equipos que van llegando son salidos de la nada. Creo que eso es una particularidad de la liga colombiana que la está perjudicando y a la larga puede hacer mucho daño.

  • BigDaddy

    El punto central del articulo es claro, el FC en general requiere de intervención; el jugador Colombiano esta siendo apetecido en el fútbol internacional, actualmente existen buenos referentes a nivel mundial, el Gobierno, el sector privado y los directivos del FC (Ratas), deberían proponer una reestructuración de fondo al deporte rey nacional, lo cual a mediano y largo plazo, convierta a este en un elemento importante dentro de la economía del país, no solo de unos cuantos. ****OJOALDATO***: “Ya la FIFA se pronuncio y le advirtió al ATL. NAL sobre la reglamentación de poseer dos equipos en primera, al parecer ya le retiro 9 jugadores de su plantilla y claro esta el apoyo económico”.

    • No he visto eso de la FIFA, pero si encima le quitan todos los jugadores, menos podrá hacer Alianza en la A.

  • Pingback: La globalización del fútbol - Revista Supuestos()

  • Pingback: Del arraigo y la asistencia a los estadios: El caso del FPC – Gol y Fútbol()

  • Pingback: La viabilidad de un equipo de fútbol – Gol y Fútbol()

Para comentar en nuestro sitio, no necesita registrarse
Suscríbete por correo electrónico
Recibe las entradas de Gol y Fútbol. NO enviamos spam.

Centro de estadísticas

Relacionado